magic_mike_cartel
Follow Dirección: Steven Soderbergh. Estreno: 5 oct 2012

Magic Mike – Crítica

Nota Muvin.es
8.0
Lo bueno: Los números musicales de striptease, el look de la película, el espectacular Mathew MacConaughey.
Lo malo: La floja conclusión, orientada hacia una posible secuela.
Nota Usuarios
9.0
(3 votos)
¡Puntúa!
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 9.0/10 (3 votes cast)
  • Facebook
  • Twitter
  • Meneame
  • Bitacoras.com
  • Email
  • RSS

Mike (Channing Tatum) es un treinteañero obrero de día y estrella de un show de striptease masculino de noche, los “Pollas Salvajes” del club Xquisite, capitaneados por el egomaníaco Dallas (Matthew MacConaughey). La casualidad hace que Adam (Alex Pettyfer), un joven de diecinueve años tan guapo como desorientado, se cruce en la vida de Mike, quien le introduce en el mundo del baile, la noche y las mujeres. Pero Adam tiene una bella hermana mayor, Brooke (Cody Horn), honrada y trabajadora, cuya sensatez y franqueza pronto harán que Mike se replantee su vida.

Magic Mike ha sido una de las sorpresas del año, reventando la taquilla allá donde se ha estrenado. Será por los calientes y testosterónicos números musicales, por el carisma de sus estrellas protagonistas, por su potente banda sonora o tal vez por el peculiar toque a la dirección de Steven Soderbergh. En cualquier caso, la película resulta impactante, entretenida y con más contenido dramático del que a primera vista pudiera parecer.

Y es que, a pesar de que el tráiler se esfuerza por concentrarse en los momentos de cachondeo y striptease, Magic Mike es un drama ligero disfrazado de comedia musical. La película alterna espectaculares números musicales con la historia de la lucha de Mike por conseguir su american dream en un entorno de crisis económica, a la vez que empieza a darse cuenta de que su estilo de vida se agota por momentos.

Uno de los hechos que más llama la atención sobre la producción es que la película nace directamente de las experiencias de juventud de Channing Tatum, estrella en alza de Hollywood quien, a los dieciocho años, estaba pluriempleado de día y era stripper por la noche en un club de Tampa (Florida), ciudad en la que también está ambientada la historia. De hecho, la producción se hizo realidad cuando Soderbergh, quien ya contara con Tatum en su anterior película Indomable (Haywire, 2011), se mostró interesado por el sórdido y desconocido mundo de los strippers masculinos que el actor le relató. Si bien, como dice Tatum en una entrevista, no se refleja lo realmente “lúgubre” que es el mundo de los boys, la película sí tiene una buena dosis de sexo, drogas y buena música disco, a la vez que muestra la desorientación vital de unos personajes que tienen que madurar a golpes en una sociedad implacable y perdida en una crisis económica global.

Así pues Magic Mike es encarnado por Channing Tatum, ese cruce imposible entre Matt Damon y Vin Diesel, y que resulta una verdadera sorpresa. Es alto, guapo, inteligente, baila de forma espectacular y tiene un cuerpo de escándalo. Otro ejemplo del sueño americano del showbusiness. Su actuación es eficaz en lo interpretativo y espectacular en los números musicales, versatilidad que le augura un futuro prometedor en el Hollywood actual. Para empezar, su papel en el próximo blockbuster G.I. JOE 2 ha sido ampliado por el fenómeno fan que está despertando.

Destacan también en el reparto el guapo actor británico Alex Pettyfer, modelo y niño prodigio del cine, quien en esta ocasión no tiene reparos en enseñárnoslo casi todo de forma más que convincente; y Cody Horn, que encarna a Brooke, la hermana mayor de Pettyfer, en su primer papel protagonista de importancia y quien, a pesar de la dureza de sus rasgos, desprende una dulzura y naturalidad arrebatadoras.

Completa el reparto un inconmensurable Mathew MacConaughey quien, además de lucir un espectacular físico, da todo un recital de histrionismo y recursos interpretativos,  bordando a Dallas, el ambicioso y amoral jefe del grupo de strippers del que Mike es alumno aventajado y futuro socio.

Para acentuar el contraste entre la vida diurna y nocturna, la fotografía del film es de un amarillo onírico en todas las secuencias de día, mientras que las secuencias de noche son las que tienen una estética más “realista”, aunque deslumbrante, por las luces del peculiar cabaret erótico los chicos del Xquisite, sus brillantes cuerpos aceitados y sus frenéticos movimientos sexuales, cuyo único objetivo es arrancar todos los billetes verdes posibles de las manos de las enloquecidas mujeres espectadoras.

Asi pues, Magic Mike discurre entre los espectáculos y juergas nocturnas de Mike y los “Pollas Salvajes” y sus mañanas siguientes. Pero a la luz del sol las sombras de su forma de vida se endurecen, y el dinero fácil, el sexo fácil y la eterna noche, son sólo un sueño pasajero que el tiempo acabará convirtiendo –seguramente– en la pesadilla del fracaso, las adicciones y la desesperación. En cualquier caso, nuestros protagonistas empezaron esa carrera libremente, pero ¿acaso la sociedad les ha dado muchas más opciones? Y, por otra parte, ¿qué tiene de malo usar nuestros cuerpos para conseguir dinero?

Magic Mike muestra y defiende el ejercicio de la libertad que tenemos como individuos para hacer con nuestra vida lo que nos venga en gana, pero también nos recuerda que muchas veces el mundo en el que vivimos condiciona nuestras vidas de tal manera, que esa libertad puede quedar reducida a escoger la forma de someternos, de claudicar, de sobrevivir.

Tal vez sería un mundo mejor si nadie tuviera miedo a desnudarse, si nadie tuviera nada que esconder.

No os la perdáis.

Magic Mike - Crítica, 9.0 out of 10 based on 3 ratings
Quino A. Ventura


Titulado en Dirección Cinematográfica.