Estrategias de manipulación

  • Facebook
  • Twitter
  • Meneame
  • Bitacoras.com
  • Email
  • RSS

Este artículo explica en 10 puntos estrategias usadas para la manipulación pública y de la sociedad. Aunque pueda parecer exagerado, en ocasiones no está tan lejos de la realidad.

No es de extrañar que los que dirigen el mundo sigan estas y muchas otras estrategias, y no tienen por qué ser estos los políticos precisamente… Si no también las grandes empresas multimillonarias o cualquiera con poder.

Me he tomado la libertad de copiarlos y corregirlos libremente, ya que no es claro de dónde vienen ni quién es el autor o autores y estaba lleno de faltas de ortografía:

1. Distracción

El elemento primordial del control social. Consistente en desviar la atención del público de los problemas importantes y de las mutaciones decididas por las élites políticas y económicas, mediante la técnica del diluvio o inundación continua de distracciones y de informaciones insignificantes.

2. Crear problemas para ofrecer soluciones

Este método es también denominado “problema-reacción-solución”. Se crea primero un problema, una “situación” prevista para suscitar una cierta reacción del público, a fin de que este sea el demandante de medidas que se desean hacer aceptar. Por ejemplo: dejar que se desarrolle o intensifique la violencia urbana a fin de que el público sea el demandante de leyes de seguridad o policíacas en detrimento de la libertad.

3. Progresión

Para hacer aceptar una medida inaceptable, se considera su aplicación progresiva. Es de esa manera que condiciones socio-económicas radicalmente nuevas han sido impuestas durante los años 1980 a 1990. Desempleo masivo, precariedad, flexibilidad, relocalización, salarios que ya no aseguran ingresos decentes, tantos cambios que habrían provocado una revolución si hubieran sido aplicados bruscamente.

4. El diferido

Presentar una decisión controvertida como “dolorosa pero necesaria”, obteniendo el acuerdo del público en el momento para una aplicación futura. Es más fácil aceptar un sacrificio futuro que uno inmediato. Esto es porque el esfuerzo no es desplegado inmediatamente. Se tiende a esperar ingenuamente que “todo irá mejor mañana” y que el sacrificio demandado podría ser evitado. Esto deja más tiempo al público para acostumbrarse a la idea del cambio y de aceptarlo con resignación cuando llegue el momento.

5. Dirigirse al público como a niños

La mayoría de los spots de publicidad dirigida al gran público utiliza un discurso, argumentos, personajes y un tono particularmente infantil, como si el espectador fuera un niño. Cuanto más se intente buscar engañar al espectador u oyente, más se tiende a adoptar un tono infantilizante.

Esto se debe a la sugestibilidad. Si se dirige a una persona como si tuviera 12 años, ella tendrá, con cierta probabilidad, una respuesta o reacción también desprovista de sentido crítico al igual que una persona de 12 años.

6. Utilizar el aspecto emocional más que a la reflexión

Hacer uso del aspecto emocional es una técnica clásica para hacer corto circuito al análisis racional, y por ende al sentido crítico de los individuos. Además, la utilización del registro emocional permite abrir la puerta de acceso al inconsciente para implantar o insertar ideas, deseos, miedos o inducir comportamientos…

7. Mantener al público en la ignorancia y la idiotez

Hacer que el público sea incapaz de comprender las tecnologías y los métodos utilizados para su control y su esclavitud.

La calidad de la educación dada a las clases sociales inferiores debe ser la más pobre o mediocre posible, de forma que la brecha de la ignorancia que aísla las clases inferiores de las clases sociales superiores sea y permanezcan incomprensible para las clases sociales inferiores.

8. Promover al público a complacerse en la mediocridad

Promover al público a pensar que está bien o es “guay” el hecho de ser estúpido, vulgar e inculto.

9. Reemplazar la revuelta por la culpabilidad

Hacer creer al individuo que sólo él es responsable de su desgracia, a causa de la insuficiencia de su inteligencia, de sus capacidades, o de sus esfuerzos. Así, en vez de rebelarse contra el sistema, el individuo se auto-devalúa y culpabiliza, lo que genera un estado depresivo del cual uno de sus efectos es la inhibición de la acción. Y sin acción, no hay revolución.

10. Conocer a los individuos mejor de lo que ellos mismos se conocen

En el transcurso de los últimos años, los avances acelerados de la ciencia han generado una brecha creciente entre los conocimientos del público y aquellas poseídas y utilizadas por las élites dirigentes. Gracias a la biología, la neurobiología, y la psicología aplicada, el “sistema” ha logrado a un conocimiento avanzado del ser humano, a la vez física y psicológicamente. El sistema ha alcanzado a conocer mejor el individuo común de lo que él mismo conoce de sí. Esto significa que en la mayoría de los casos, el sistema posee un más gran control y un mayor poder sobre los individuos que los individuos en sí mismos.

Fuente: Syti

Iván Otero


Artista audiovisual. Titulado Superior en Realización de Audiovisuales y Espectáculos, con más de tres años de experiencia en el sector, amante del arte y la cultura y apasionado del mundo audiovisual.