El esclavo del mundo moderno (II)

  • Facebook
  • Twitter
  • Meneame
  • Bitacoras.com
  • Email
  • RSS

¿Somos dueños de nuestra vida o lo son las empresas para las que trabajamos?

A continuación os presento una gráfica que representa la distribución de tiempo de un trabajador medio en España:

Distribución de tiempo de un trabajador

Considero varios puntos importantes a ser tratados después de ver esta gráfica:

1. El tiempo libre y de ocio debería ser, al menos, igual a la mitad proporcional al tiempo de trabajo.

2. Es inaceptable que el tiempo que dedicamos a nuestra vida laboral supere al tiempo de sueño mínimo saludable establecido por médicos y diversos estudios.

3. El tiempo empleado para el trabajo no está lejos de llegar a la mitad total de un día completo, incluso habiendo establecido una distancia de desplazamiento relativamente pequeña para una gran ciudad.

4. Es importante tener en cuenta que, aunque la jornada laboral legal esté establecida en 8 horas, está aumentando continuamente con diversos métodos (horas extra, horas fuera de contrato…)

Resumiendo:

Me parece exagerado trabajar un mínimo de 8 horas diarias, que es lo que se trabaja hoy en día a pesar de que la ley diga que ese es el máximo. Para empezar es urgente un mayor control para que las empresas cumplan esto.

Además, teniendo en cuenta el transporte y que muchos empleos son a jornada partida, se debería de reducir la jornada a 6-7 horas al menos. Es ridículo que el tiempo total a dedicar a nuestra familia, amigos, aficiones y descanso no llegue ni a la mitad del tiempo que empleamos laboralmente.

Así pues, habría que concienciarse para una reducción de la jornada laboral y para abogar por la jornada intensiva y eliminar la partida. Los comercios pueden perfectamente contratar a una persona por las mañanas y a otra distinta por las tardes.

Ver también: El esclavo del mundo moderno (I)

 

Iván Otero


Artista audiovisual. Titulado Superior en Realización de Audiovisuales y Espectáculos, con más de tres años de experiencia en el sector, amante del arte y la cultura y apasionado del mundo audiovisual.