Baja el presupuesto para el cine español

  • Facebook
  • Twitter
  • Meneame
  • Bitacoras.com
  • Email
  • RSS

El cine español recibirá un 36,1% menos de presupuesto para el Fondo de Protección a la Cinematografía, reduciéndose a 49 millones de euros, siendo así uno de los sectores que más recortes ha sufrido en los últimos años, pues en 2010 era de 89,39 millones de euros.

En cuanto a la dotación para el Instituto de Cinematografía y Artes Audiovisuales (ICAA), baja la partida presupuestaria de los 113 millones de 2011 a 71,06 millones de euros para este año, un 37,1% menos.

Presupuesto cine español

Estas cantidades son irrisorias teniendo en cuenta que los costes de producción de una película son muy altos, pudiendo ser de 185 millones de dólares como en el caso de “El Caballero Oscuro” o, ya en el caso de películas españolas, los modestos 7 millones de euros de Balada Triste de Trompeta o los 3,5 millones de Celda 211.

No obstante, teniendo en cuenta los datos de las cifras de presupuesto de estas dos películas españolas citadas y sin necesidad de llegar a las astronómicas cifras del cine americano, los presupuestos del cine para este año son cantidades suficientes para ayudar a producir al menos de cinco a diez buenas películas durante todo el año y aún sobraría dinero para otro tipo de gestiones o de ayudas a pequeñas producciones como podrían ser cortometrajes.

Sin embargo, falta criterio a la hora de dar subvenciones, y es que el catálogo del cine español está plagado de auténticos despropósitos que han recibido subvenciones y ayudas del dinero público, algo que ha generado un claro rechazo hacia el cine español por parte de los propios españoles.

Cámaras de cine

El principal problema es que en España no hay industria del cine, ni tampoco se ha apoyado o intentado crear. Lo único que ha habido hasta ahora es un pequeño lobby, una especie de cúpula elitista con buenos contactos y políticamente interconectada, que se mueve en un círculo nada interesado en hacer buen cine, pero sí quizá en obtener beneficios y aprovecharse de estas subvenciones, ya sea por capricho o por intereses económicos o incluso políticos.

Por suerte, poco a poco esto va cambiando y el sector se va saneando, consiguiendo que cada vez haya más producciones de calidad con auténticos profesionales interesados en crear cine de calidad. Pero aún así, hace falta que se fomente y se intente crear industria, ya que actualmente podríamos decir que es prácticamente nula o muy escasa en nuestro país.

Iván Otero


Artista audiovisual. Titulado Superior en Realización de Audiovisuales y Espectáculos, con más de tres años de experiencia en el sector, amante del arte y la cultura y apasionado del mundo audiovisual.