Ciudad de la Luz comunica el cese de su actividad

  • Facebook
  • Twitter
  • Meneame
  • Bitacoras.com
  • Email
  • RSS

El faraónico complejo cinematográfico de Alicante, Ciudad de la Luz, ha comunicado hace unos días a la empresa gestora de los estudios (Aguamarga Gestión de Estudios S.L.) que cese su actividad de gestión del complejo y lo abandone, alegando esta petición como necesidad para la venta o externalización de los estudios para poder hacer frente a la devolución de las ayudas de 265 millones de euros ordenada por la Unión Europea.

En cuanto a la empresa gestora, Aguamarga Gestión de Estudios S.L., comunican que no tienen intención de abandonar los estudios, debido a los sucesivos impagos y atrasos y, por ende, al dinero que aseguran que se les debe.

Ciudad de la Luz

De esta manera la actividad del complejo quedaría paralizada totalmente, a la espera de recuperar dinero con su venta o externalización, y su futuro es totalmente incierto en estos momentos.

Toda esta situación viene a raíz de una denuncia por parte Pinewood Studios, estudios europeos situados en Inglaterra, así como del apoyo de otros estudios europeos ya fuertemente asentados en la industria, los que consideraban como “competencia desleal” las ayudas concebidas para la realización del complejo.

De esta manera, la Unión Europea realizó una investigación en la que se reveló un informe externo que afirmaba que ningún inversor privado habría apostado por el proyecto, a pesar de que la Comunidad Valenciana aseguraba todo lo contrario cuando se aprobó el proyecto en su momento.

Dejando así en evidencia su inviabilidad, algo más que evidente para cualquier ciudadano corriente, se establecía que era imposible generar unos ingresos que derivaran en beneficios. Para ilustrar esto, tenemos como ejemplo la primera gran producción en los estudios, Astérix y Obélix en los Juegos Olímpicos, producción para la cual se cedió el alquiler de los estudios totalmente gratis, así como el hecho de que se necesitase una media de 15 producciones al año pero que finalmente hayan sido sólo 37 en siete años.

Así queda en evidencia, una vez más, el fraude faraónico de una pésima gestión política que apostaba por un pelotazo urbanístico en el entorno de Ciudad de la Luz, y en la que se llevó a cabo el proyecto de crear los mejores estudios de cine de Europa en una ciudad y país cuya industria no podía sustentar ni una mínima parte a semejante complejo cinematográfico. Por ello, han sido numerosos los desesperados intentos de atraer a superproducciones internacionales con todas las ventajas posibles, que sin embargo, muchas veces han optado por rodar en estudios más modestos y hasta un 50% más baratos, o bien en los estudios más asentados como Pinewood Studios, situados en un entorno con una industria cinematográfica sólida y competente, además de la posibilidad de disfrutar de las numerosas ventajas fiscales a las que las empresas pueden optar en esos otros países.

Iván Otero


Artista audiovisual. Titulado Superior en Realización de Audiovisuales y Espectáculos, con más de tres años de experiencia en el sector, amante del arte y la cultura y apasionado del mundo audiovisual.