Alacrán Enamorado

Nota Muvin.es
6.5
Lo bueno: La relación entre los personajes de Carlos Bardem y Keuchkerian
Lo malo: El exceso de tramas argumentales que, aunque relacionadas, impiden apostar fuerte por ninguna de ellas.
Nota Usuarios
8.7
(3 votos)
¡Puntúa!
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 8.7/10 (3 votes cast)
  • Facebook
  • Twitter
  • Meneame
  • Bitacoras.com
  • Email
  • RSS

alacran_enamorado01

En 2008, Santiago Zannou dio uno de los pelotazos del cine español reciente con El truco del manco, una dura película protagonizada por El Langui, que emparentaba tanto con su protagonista como con el universo gestado por Zannou en sus cortometrajes previos. Con una estética cuidada y un apropiado uso de la música (no en vano Zannou es uno de los realizadores de videoclips más interesantes del panorama patrio), la cinta consiguió varios premios Goya y el reconocimiento crítico.

Cinco años después, y tras realizar dos discretos documentales (el prescindible El alma de la Roja en pleno fervor del éxito de la selección española, y el más interesante La puerta de no retorno, con el protagonismo del padre del propio Zannou), el cineasta de origen africano vuelve a la ficción con esta adaptación de la novela de Carlos Bardem.

alacran_enamorado04

Con guión a cuatro manos de ambos, la apuesta inicial es, sin duda, fuerte: una suerte de Romeo y Julieta interracial ambientado en el mundo del boxeo con el (desconocido) panorama neo-nazi español. Así que lo mejor que se puede decir de este film es que sale airoso de tan complicada mezcla, sus elementos están bien equilibrados, resulta interesante en todo momento, y acaba por ser un film diferente a lo que la cartelera de nuestro país nos tiene acostumbrado. De ahí a que sea una buena película, hay un trecho.

Zannou hace suya una historia ajena: los ambientes marginales en los que se mueve el protagonista, ese hogar destrozado, ese Madrid muy pocas veces retratado, nos recuerda al mundo de El truco del manco. La fotografía es, en ocasiones, espectacular, y la puesta en escena muestra el excelente pulso del cineasta, más hábil en crear secuencias poderosas (el comienzo, el montaje –cuánto daño ha hecho Rocky– de entrenamientos) que en hilar esas escenas con buen ritmo o mantener el interés durante todo el metraje.

alacran_enamorado03

Hay demasiados altibajos a lo largo de sus escasos 100 minutos, así como demasiadas idas y venidas, y vueltas sobre lo mismo. El problema viene de un guión que, como decíamos, apuesta muy fuerte desde el principio por demasiadas cosas, las cuales acaban cobrando la misma importancia, e impiden que finalmente ninguna de ellas sea demasiado desarrollada. El romance es previsible, el acercamiento al mundo neo-nazi resulta en conjunto superficial (pese a su interesante aporte a través del personaje de Javier Bardem, que muestra cómo seres desalmados en busca de interés propio se aprovechan de estos chavales perdidos, llenos de odio y sin dos dedos de frente), y la crónica pugilística, con su conflictiva relación entrenador alcohólico-joven prometedor la hemos visto mil veces.

Pero la película se ve con interés gracias al ya mencionado pulso de Zannou y a su adecuado reparto, con unos correctos Álex González y Judith Diakhate como la pareja romántica protagonista, secundados por un creciente Miguel Ángel Silvestre, cada vez más alejado del Duque que le dio fama, y especialmente, la pareja que forman Carlos Bardem y Hovik Keuchkerian como los entrenadores del gimnasio. Sin dudas, sus escenas son lo mejor del film, las mejor escritas, y lo más interesante. Bardem se reserva (para ello es su historia) el personaje más interesante, Carlomonte, un antiguo boxeador retirado y resentido con el mundo, alcoholizado, que sobrevive trabajando para Pedro, dueño del gimnasio. Las limitaciones interpretativas del mayor de los Bardem quedan olvidadas con este personaje desgarrado, aunque a punto está de robarle la función Keuchkerian, que lleva a cabo su papel con una sencillez e intensidad que sorprenden. Frente a ellos, la presencia del internacional Javier Bardem es poco más que testimonial, un favor a su hermano de cara al prestigio y venta del film. Ante su anodina, desconectada interpretación, uno incluso echa de menos los excesos de su Silva en Skyfall.

alacran_enamorado02

En definitiva, estamos ante un film interesante, que se acerca, aunque sea de puntillas, a una temática muy poco o nada retratada por el cine español, el del preocupante mundo neo-nazi. Pero lo hace sin lanzarse del todo, sin acabar de resultar del todo creíble (Silvestre recitando en perfecto alemán… por muy nazi que sea, no es más que un despojo de la ESO), sin llegar a los extremos de la ya mítica American History X de Tony Kaye (por cierto, aprovecho para recomendar su última película, la extraordinaria El profesor, una de las mejores y más ignoradas películas del año pasado). Y si bien muchas veces se ha criticado el exceso de moralina o tesis del film de Kaye, el de Zannou tiene algo peor: el final del film es no solamente moralista, sino completamente ingenuo y poco creíble, fruto de una historia que nunca se arriesga a ir hasta las últimas consecuencias, que lanza la piedra pero esconde la mano. Una película valiente, pero sobre el papel.

Pese a su corrección, e interés, a este Alacrán enamorado le falta fuerza, intensidad, riesgo. Vida. Y, sobre todo, muerte.

Trailer

Alacrán Enamorado, 8.7 out of 10 based on 3 ratings
Mario Hernández


Titulado en Dirección Cinematográfica.